Soy mamá y la culpa… maldita culpa

Esa culpa que no nos deja, esa culpa que nos persigue a cada paso desde el mismo momento que sabemos que seremos madres.

Primero te preocupas de cada cosa que haces en el embarazo y luego de cada decisión que tomas respecto a tu bebe.

Te hacen sentir culpable si le das el pecho en vez del biberón, y viceversa, si le das o no chupete… es horrible, a veces esta sociedad que parece recriminarte por todo, y sobre todo por decidir volver a trabajar: “¿Por qué no te quedas en casa el primer año?, ¿Es muy chiquitita para dejarla con los abuelos o en la guardería?”… ¿A cuántas os han dicho algo así?

Culpa por sentir que necesitas tu espacio y echarla de menos. Recuerda siempre que no sólo somos madres, sino también mujeres y que como siempre digo: Somos las relación más larga que tendremos en la vida, cuídala, cuídate y mucho.

La culpa ha vuelto a mí, volver a la oficina, justo y necesario, porque además de madre soy trabajadora. Pero qué pena entra por no poder llevarla y recogerla del cole, culpa porque por un lado te apetecía pero por otro deseas no ver ciertas experiencias jajaja (corramos un estúpido velo).

La misma culpa que me acompañó cuando la dejé siendo un bebe con sus abuelas para incorporarme al trabajo tras la baja maternal. Que duro puede resultar y resulta ese primer día en el que cambias a tu bebe por un sacaleches y una neverita llena de tarros. Nadie nos prepara para esto. Qué bonita la conciliación ¿verdad? Ese maravilloso cuento que nos contaron.

Y es que la culpa nos acompaña prácticamente a diario, si no es por una cosa es por otra, tenemos unas expectativas horribles de tener que llegar a todo y cuando esto no sucede…. ¡ay!

He aprendido a llevarla, como una mochila más, he aprendido a gestionar que no puedo estar a todo, he aprendido a delegar y hacer equipo en casa. ¿Cómo? No hay una varita mágica, un día te levantas y gritas “no puedo más y esto no puede seguir así” No hay más.

Tenemos que tener claro que somos las mejores madres para nuestros hijos, que madre feliz bebe/niñ@ feliz y no hay más.

¿Tú qué opinas acerca de la culpa?

Sara Granda

@saragrandamarques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.