Tomar la decisión de divorciarse no siempre es fácil, se piensa en los hijos si es que los hay, pero también juegan un papel importante los sentimientos y las expectativas que se generaron durante el matrimonio… además de todo lo que significó llegar al matrimonio y estar ahí. En principio debemos tomar en cuenta que desde hace mucho tiempo creemos que el matrimonio es para siempre y en muchos de los casos no es así. Hay recuerdos, costumbres, vivencias, hábitos, que una vez se compartieron o se crearon durante el matrimonio y se van a extrañar después del divorcio.

La vida no es la misma antes de un proceso legal que después de un proceso legal, sea cual sea, y en el caso de un divorcio hay aún más cambios.

¡Regálate un divorcio saludable! Si sientes que estas perdiendo el rumbo, no dudes en escribirme a hola@unaemociontrasotra.com

¡Yo te acompaño! si puedes vivir tu proceso legal, más libre, más ligero y más feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.